En una angustiante Nochebuena, una familia de Orihuela Costa se convirtió en héroes al salvar la vida de su bebé de dos meses, gracias a la asistencia telefónica de una enfermera del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU). La pequeña, que sufrió una parada cardiorrespiratoria debido a un atragantamiento mientras tomaba leche, fue reanimada por sus familiares siguiendo las instrucciones precisas de la enfermera.

Los padres trasladaron a la bebe al Hospital de Torrevieja

Al recibir la llamada de emergencia cerca de las 23 horas, el CICU activó una unidad del SAMU. Paralelamente, la enfermera Marta Martínez proporcionó instrucciones detalladas para realizar reanimación cardiopulmonar básica. En medio de una carrera contrarreloj, la familia se dirigía al Hospital de Torrevieja, ubicado a corta distancia, mientras la enfermera continuaba asesorándolos telefónicamente.

Después de tres o cuatro ciclos de maniobras de reanimación, la niña comenzó a llorar, indicando que volvía a respirar. Al llegar al hospital, la niña fue rápidamente atendida en Urgencias y, afortunadamente, fue dada de alta en buen estado de salud.

El CICU enfatiza la importancia de llamar al 112 en situaciones de emergencia. Aunque las personas no conozcan técnicas de reanimación, el equipo del CICU está capacitado para guiarlas eficazmente por teléfono, un soporte vital en los primeros minutos críticos de una parada cardíaca. Además, el SESCV ofrece consejos de emergencia en su página web, accesibles para todos los ciudadanos.

Este evento no solo destaca la crucial importancia de la reacción inmediata y las instrucciones de los profesionales en emergencias médicas, sino también la valentía y la capacidad de acción rápida de una familia en un momento crítico.