La preocupación ambiental se ha intensificado en Torrevieja y alrededores tras la detección en marzo de 2023 del alga asiática invasora (Rugulopteryx okamurae) en aguas de Alicante. Este alga, que ya ha causado problemas significativos en el Estrecho de Gibraltar y en las costas del Mar de Alborán, representa una amenaza para los ecosistemas marinos locales.

Álbum obtenido de Crónicas Naturales de Torrevieja

Es crucial para la salud de nuestros mares que los ciudadanos sepan reconocer esta especie invasora y reportar su presencia inmediatamente. La Rugulopteryx okamurae puede encontrarse en diferentes estados: viva en el fondo marino, adherida a rocas o entre las praderas de posidonia oceánica; flotando en la columna de agua; o muerta y varada en las orillas de nuestras playas.

Para facilitar la identificación y el procedimiento de reporte, la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, en colaboración con la Universidad de Alicante, ha desarrollado un protocolo específico. Este documento es una herramienta esencial para la comunidad y permite que cualquier persona pueda colaborar activamente en la detección y control de esta especie invasora.

Es esencial que todos los habitantes y visitantes de Torrevieja estén alerta y participen en este esfuerzo comunitario. La detección temprana y el reporte oportuno de la presencia de Rugulopteryx okamurae son fundamentales para minimizar su impacto en nuestros ecosistemas marinos y preservar la biodiversidad de nuestra región. La colaboración ciudadana es clave para proteger nuestro patrimonio natural marino.