El Pleno ordinario de enero en Torrevieja presenció la aprobación definitiva del Presupuesto Municipal para el año 2024, que alcanza los 157.832.418 euros. Esta decisión contó con el respaldo del equipo de Gobierno del PP y de Vox, mientras que el PSOE y Sueña Torrevieja se opusieron.

El concejal de Economía y Hacienda, Domingo Paredes, destacó la naturaleza realista y equilibrada de estos presupuestos, subrayando su enfoque en el gasto corriente, inversiones y la reducción de la carga fiscal para los ciudadanos. Los presupuestos se estructuran en torno a cinco ejes: políticas sociales, estímulo económico, inversión pública, vivienda y medio ambiente. Un total de 41.585.607 euros se han asignado a inversiones, financiadas mediante préstamos y venta de activos y derechos urbanísticos municipales.

Ayuntamiento de Torrevieja

Pablo Samper, de Sueña Torrevieja, criticó la desestimación de sus alegaciones y describió el presupuesto como el “menos solidario de la historia”. Según Samper, se ha producido una significativa reducción en los gastos sociales, mientras que las dietas de los órganos de gobierno se han incrementado.

Por otro lado, se aprobó unánimemente el ajuste de la modificación nº 106 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que modifica parámetros de edificación en el casco urbano. El alcalde Eduardo Dolón explicó que el cambio no afecta al plan general y mejora la normativa de construcción en la ciudad.

En el Pleno, se rechazó una moción de Sueña Torrevieja para modificar la ordenanza de vados permanentes, con la oposición del PP y Vox y la abstención del PSOE. Esta moción buscaba abordar problemas de aparcamiento y actualizar los criterios para obtener licencias de vados.

El Pleno también discutió sobre las nuevas oficinas de Agamed y la sede universitaria, con críticas por parte de la oposición sobre el manejo y negociación del proyecto. El alcalde defendió el avance del proyecto, afirmando su compromiso con la finalización de las obras a pesar de los retrasos.

En resumen, la sesión del Pleno reflejó debates significativos sobre el futuro financiero y urbanístico de Torrevieja, marcando una pauta importante para el desarrollo de la ciudad en 2024.