La Policía Nacional ha logrado la detención de un hombre español de 38 años en Cabo Roig, Orihuela (Alicante), tras haber eludido a la justicia durante más de dos años. El individuo, con siete reclamaciones judiciales activas, fue capturado en posesión de un arsenal de elementos ilícitos.

La operación policial, fruto de una meticulosa investigación, permitió localizar al fugitivo, que se ocultaba bajo una identidad falsa en una vivienda de la zona. Con autorización judicial, los agentes efectuaron un allanamiento en el domicilio, donde encontraron al sospechoso junto con una variedad de objetos incriminatorios.

Entre los hallazgos destacan una pistola, dos navajas de gran tamaño, herramientas presuntamente utilizadas en robos a viviendas, un dron equipado con cámara, diversas joyas y una suma de 4000 euros en efectivo. El detenido, con un historial de ocho arrestos previos y conocido por su agresividad y peligrosidad, suma a su expediente delictivo estos nuevos elementos de prueba.

Una de las joyas recuperadas ya ha sido identificada como parte del botín de un robo en Cartagena. La Policía Nacional prosigue con las investigaciones para determinar el origen del resto de los objetos incautados.

Tras su arresto, el implicado ha sido puesto a disposición del Juzgado de Guardia en Orihuela para las medidas cautelares correspondientes, cerrando así un capítulo más en la lucha contra la delincuencia en la región.