El torrevejense Eduardo Aranda ha sido reconocido con el segundo premio en el III Concurso de Literatura organizado por los Hijos de María Inmaculada en Cartagena, celebrando el 125º aniversario de la fundación de la asociación. Su ensayo, titulado “Tota pulchra es María”, destaca la relevancia de María Inmaculada en la sociedad contemporánea, enfatizando la devoción a la Purísima en Torrevieja a través de iniciativas como la ONG Mater Vitae y el canto de la Despedida de Luis Cánovas. El evento incluyó una misa y una ofrenda floral, reforzando la atmósfera de fraternidad y devoción.

Fotografía obtenida en Objetivo Torrevieja

Eduardo Aranda, recibe el premio