Durante noviembre de 2023, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la Comunidad Valenciana incrementó las acciones legales contra conductores por infracciones de tráfico. En total, 238 conductores fueron llevados a disposición judicial. Los delitos incluyeron la conducción sin permiso o licencia, con 104 casos destacados por diversas razones como la pérdida de puntos, privación judicial y nunca haber obtenido la licencia. Además, 114 casos de conducción bajo influencia del alcohol, 11 por conducción temeraria, y varios por excesos de velocidad y abandono de lugar del accidente. Por provincias, Valencia tuvo la mayor cantidad de casos, seguida de Alicante y Castellón. Estos números reflejan la necesidad de un mayor control y prevención en materia de seguridad vial en la región.