Por: Luis Andreu Orenes

Fecha: 22 de abril de 2023

En tiempos de elecciones, es común observar cómo los partidos políticos en el poder buscan asegurar su posición y aumentar su alcance en la sociedad. Uno de los métodos que han utilizado en los últimos años es aprovecharse de las asociaciones locales, como juntas vecinales, organizaciones sin fines de lucro y grupos de voluntarios, para promover sus campañas y sus candidatos.

Estas estrategias no solo pueden socavar la integridad y la independencia de estas organizaciones, sino que también pueden tener un impacto negativo en la confianza de la ciudadanía en la política y en las instituciones democráticas.

Algunas de las estrategias que emplean los partidos gobernantes incluyen:

  1. Financiamiento encubierto: Los partidos en el poder pueden ofrecer financiamiento a las asociaciones locales, ya sea directamente o a través de intermediarios, a cambio de apoyo y promoción de sus candidatos y propuestas.
  2. Captación de líderes: Captar a líderes de asociaciones locales, ofreciéndoles cargos públicos, beneficios económicos o promesas de mayor influencia en la toma de decisiones, puede ser una táctica eficaz para asegurar el apoyo de estas organizaciones.
  3. Presión y amenazas: En algunos casos, los partidos gobernantes pueden ejercer presión sobre las asociaciones locales, amenazándolas con la pérdida de financiamiento, reconocimiento o apoyo si no respaldan sus propuestas o candidatos.
  4. Infiltración de miembros: Los partidos políticos pueden infiltrar a sus miembros en asociaciones locales, quienes pueden influir en las decisiones internas y asegurar que la organización siga la línea política del partido en el poder.

Para detectar estas prácticas, es fundamental que las asociaciones locales y los ciudadanos estén atentos a las siguientes señales:

  • Cambios drásticos en el discurso o las actividades de una asociación local, que parecen alinearse con los intereses del partido en el poder.
  • Incremento repentino en el financiamiento o los recursos de una asociación, sin una justificación clara o transparente.
  • Líderes de asociaciones locales que comienzan a ocupar cargos públicos o a recibir beneficios personales por parte del partido gobernante.
  • Presencia inusual de miembros de un partido político en eventos o reuniones de asociaciones locales, intentando influir en las decisiones o actividades de la organización.

La transparencia y la independencia de las asociaciones locales son fundamentales para mantener la confianza en la política y fortalecer nuestra democracia. Es responsabilidad de todos estar alerta y denunciar estas prácticas cuando se detecten, para asegurar un proceso democrático justo y equitativo.