Noche de sentimiento y de Pasión la vivida anoche en Torrevieja, con una de las procesiones, algunas de cuyas tallas son las más antiguas que desfilan. Seis imágenes de otras tantas cofradías distintas, desfilaron

por las calles torrevejenses. Nazarenos, costaleros y tronos, discurrieron por las calles más céntricas de Torrevieja, con salida y llegada al Templo Arciprestal de la Inmaculada Concepción. Abrió la procesión como cada día la Cofradía de la Stma. Vera-Cruz de la Convocatoria y Nuestro Padre Jesús en Samaria, procesionando solamente con el paso de la Vera-Cruz de la Convocatoria, acompañado por su propia Banda de Cornetas y Tambores.

Inmediatamente.

Le seguía la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Salud, obra de Víctor García Villagordo (2003), acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores “San Pascual” de Dolores. El fervor se hizo patente con la salida del Templo de la cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Caída, acompañada por una sección de la Banda de la Sociedad Musical Ciudad de Torrevieja “Los Salerosos”. La conocida popularmente como “La Caída”, obra de los Hnos. Blanco López en 1954, lució elegante con un exorno de diversas especies florales en tonos lilaceos.

A continuación

Desfiló a continuación la Cofradía de la Santa Faz y Mujer Verónica, cuya imagen fue realizada por Vicente Segura (1954), acompañada por la segunda Sección de la Banda de la Sociedad Musical Ciudad de Torrevieja “Los Salerosos”.

A continuación, la Cofradía de San Juan Evangelista con la imagen que tallara José Hernández (1992), acompañada por su Banda de Cornetas y Tambores y como punto final al desfile procesional, la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, con la talla realizada por los Hnos. Blanco en la década de los 50, acompañada por la Banda de la Unión Musical Torrevejense, manteniendo al numeroso público esperando para verla entrar al Templo Arciprestal de la Inmaculada Concepción, al igual que lo hizo a la salida, a los sones de la Marcha Real.