En la mañana de ayer, frente al Hospital Universitario de Torrevieja, más de cien profesionales sanitarios se han congregado en una manifestación para denunciar la precariedad laboral y la constante fuga de personal altamente cualificado. El portavoz del Comité de Empresa expresó su decepción, subrayando que, tras un año y medio de negociaciones infructuosas con la Conselleria de Sanidad y una huelga en abril pasado, un acuerdo firmado en mayo bajo arbitraje laboral está siendo cuestionado por la nueva administración de la Conselleria.

Fotografía obtenida en Objetivo Torrevieja

Momento de la Concentración

El comité insiste en la validez del acuerdo, considerándolo un compromiso de la Conselleria de Sanidad y no de un partido político específico. La frustración crece entre los trabajadores del departamento, quienes llevan años esperando mejoras laborales que nunca se concretan. El acuerdo, aunque no completamente satisfactorio, era un paso hacia la esperanza de mejoras progresivas. Sin embargo, la reciente notificación de la falta de presupuesto para su implementación ha generado desilusión y sensación de engaño entre los profesionales.

Los trabajadores del hospital destacan que sus condiciones laborales son más exigentes y menos remuneradas en comparación con el personal estatutario de la Conselleria, y la propuesta actual de la Conselleria de solo implementar mejoras para 2023 es insuficiente. En respuesta, el Comité de Empresa ha planificado una serie de movilizaciones, incluyendo la posibilidad de una nueva huelga, para luchar por la implementación íntegra del acuerdo y por mejoras significativas en sus condiciones laborales. La comunidad laboral del hospital busca acciones concretas más allá de promesas, en un esfuerzo por obtener un trato justo y equitativo.