Ayer, a las 12 de la mañana, representantes de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Torrevieja se congregaron a las puertas del Consistorio para guardar un minuto de silencio en memoria de Rocío, una mujer de 44 años, víctima de un asesinato en L’Alfas del Pi. Este acto de respeto y duelo se llevó a cabo en respuesta al trágico suceso en el que Juan Vicente A. B., de 52 años y pareja sentimental de Rocío, la apuñaló presuntamente.

Fotografía hecha por J. Carrión

Minuto de silencio Torrevieja

Este caso ha cobrado especial relevancia ya que tanto la víctima como el presunto agresor formaban parte del sistema VioGen, un mecanismo de protección para mujeres víctimas de violencia de género, relacionado con incidentes de parejas anteriores. Se reveló que el presunto agresor ya había sido denunciado previamente por violencia, y Rocío había interpuesto una denuncia el año pasado contra otra expareja.

A pesar de estar en una situación de riesgo, Rocío no denunció a su último agresor. El día del crimen, acompañada por vecinos y agentes de la policía local, se presentó en la Guardia Civil de Altea para ser persuadida a denunciar, pero finalmente decidió no hacerlo. Aun así, se activó un protocolo de protección, aunque lamentablemente no se logró evitar el fatal desenlace.

La Guardia Civil, que había intentado mantener contacto permanente con Rocío, descubrió el crimen al no poder localizarla y acceder a su vivienda con autorización judicial. Este suceso subraya la importancia de la protección y el apoyo continuo a las víctimas de violencia de género, y el acto de recuerdo en Torrevieja refleja el compromiso de la comunidad con la erradicación de esta lacra social.