Esta es la primera observación documentada de esta especie en el parque natural, que se encuentra protegido como humedal. Además, ha sido una gran noticia para los expertos que trabajan en la zona, ya que la colonia de flamencos comunes ha comenzado su período de cortejo y cópula.

Según los ornitólogos, si las condiciones de espacio, alimento y protección no cambian, los flamencos comunes podrían nidificar por cuarto año consecutivo en Torrevieja. El flamenco enano que ha sido visto en la laguna rosa está anillado, lo que significa que nació de una de las tres únicas parejas de flamencos enanos que criaron en 2014 en la laguna de Fuente de Piedra, según concreta el biólogo torrevejense Juan Antonio Pujol.

En la tarea de anillamiento de miles de flamencos comunes, el personal de la Junta de Andalucía «tuvo la increíble fortuna de que entrara este ejemplar en el corral de captura y pudieron anillarlo», comenta. El flamenco enano tiene su principal zona de cría al sur del Sáhara, en los lagos del valle del Rift en Etiopía, Tanzania y Kenia. En Europa sólo nidifica «más o menos regularmente y en los últimos años en los saladares de la Camarga francesa y en la laguna salina de Fuente de Piedra de Málaga», explica Pujol.

Esta especie de flamenco enano se caracteriza por su menor tamaño (80-90 cm) y envergadura (90-105 cm) en comparación con su pariente el flamenco común, que puede alcanzar una altura de 145 centímetros. Además, es un ave especialmente vistosa por su plumaje de un color rosa más intenso que el de su primo hermano.

El flamenco enano es un ave muy sociable, lo que lo ha hecho habitual en los zoológicos. Hasta hace unos años, su detección puntual en saladares y humedales en España se debía a la aparición de algún ejemplar que había podido abandonar esos espacios artificiales. Por eso, los expertos ornitólogos señalan que no es raro que se «haya apuntado» a unirse a las bandadas de flamenco común que recalan en España y que están más presentes en estas latitudes.

Los expertos indican que ha dejado de ser una rareza ornitológica en los últimos años y algunos sitúan esta variación sustancial en sus hábitos en el cambio climático, ya que el ave encuentra en España las condiciones ambientales de reproducción que ya cuenta en África.

Las imágenes se obtuvieron el pasado viernes desde las instalaciones de la Nueva Compañía Arrendataria de las Salinas de Torrevieja con autorización expresa del responsable de Medio Ambiente de la empresa salinera. Sin embargo, tanto los responsables de la explotación industrial salinera como el personal del Parque Natural advierten que el acceso al perímetro de ambas lagunas está prohibido salvo en el caso de sendas autorizadas para los visitantes en la laguna de La Mata.