La Hermandad de la Virgen del Rocío en Torrevieja conmemoró el Día de la Candelaria con una serie de actos que comenzaron con una solemne misa en la Parroquia de la Inmaculada, oficiada por el párroco José Antonio Gea. La ceremonia contó con el acompañamiento musical del coro rociero de la Hermandad, mientras que miembros de la misma participaron en las lecturas. La celebración fue presenciada por distinguidos miembros del consistorio local, incluidos los concejales Inmaculada Montesinos, Rosa Mazón, y Oscar Urtasun, así como por la Reina de la Sal, Mireya Hernández, su dama Beatriz Cerdá, y el presidente de la Hermandad, José María Alarcón.

Posteriormente, la venerada imagen de la Blanca Paloma fue llevada en procesión por las calles de Torrevieja, recibiendo el homenaje y el afecto de los ciudadanos a través de cantos y danzas rocieras. Durante el recorrido, numerosos padres aprovecharon la ocasión para presentar a sus hijos ante la Virgen, en un emotivo gesto de devoción. La procesión, liderada por los representantes políticos y la Corte Salinera que asistieron a la misa, marcó un momento de unidad y fe en la comunidad de Torrevieja.