En una operación conjunta, la Policía Nacional ha capturado en Torrevieja a un individuo de 33 años y nacionalidad albanesa, requerido tanto por Holanda como por Alemania debido a su implicación en delitos graves, entre ellos tráfico de drogas y tentativa de secuestro.

El arresto se produjo en las oficinas de la Unidad de Extranjería y Documentación de Torrevieja, donde el fugitivo buscaba renovar su documentación. Fue allí donde, tras una revisión de las bases de datos, los agentes descubrieron las órdenes de extradición pendientes. En apoyo, miembros del Grupo Operativo de Respuesta de Elche se desplazaron para efectuar la detención y coordinar su posterior traslado.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades holandesas, este individuo fue sorprendido en 2018 en Ámsterdam con cerca de tres kilogramos de cocaína destinados a su distribución. Además, en Alemania, se le vincula con una tentativa de secuestro, en el que supuestamente intentó raptar a una persona por una deuda derivada de un acuerdo inmobiliario. Según los informes, el fugitivo habría amenazado con un arma de fuego a la víctima y a su familia en Frankfurt, con el objetivo de recuperar dicho monto.

Estos graves hechos han motivado que las autoridades alemanas emitan una orden europea de detención y extradición, exponiendo al acusado a una posible condena de hasta 15 años en prisión.

Tras su captura, el detenido fue presentado ante el Juzgado de Instrucción de guardia de Torrevieja, siguiendo las indicaciones del Juzgado de Instrucción Central de Madrid. La comunidad de Torrevieja puede sentirse más segura gracias a la eficiente acción policial.