Un fenómeno natural poco común ha sido observado en las costas de Torrevieja, captando la atención de residentes y visitantes por igual. En los segmentos más prístinos de nuestro litoral, se han avistado algunos ejemplares de la anémona Actinia equina, más conocida popularmente como el “Tomate de mar”. Este nombre le viene dado por su distintiva coloración roja y su apariencia única, especialmente visible en aquellos ejemplares que habitan la zona de salpicaduras marinas, generalmente afectadas por condiciones meteorológicas.

Video obtenido de Crónicas Naturales de Torrevieja

La Actinia equina, cuando se retrae en sí misma debido a las variaciones del mar, asume una forma que recuerda a un tomate, de ahí su peculiar apodo. Aunque en tiempos pasados esta especie era mucho más abundante en nuestra región, su presencia actual se ha convertido en un espectáculo digno de admiración y respeto por la naturaleza.

Este descubrimiento no solo enriquece la biodiversidad de la costa de Torrevieja, sino que también nos recuerda la importancia de conservar nuestros ecosistemas marinos. La presencia del “Tomate de mar” en las aguas de Torrevieja es un indicador de la calidad y la salud de nuestro entorno natural.

Desde Torrevieja.app, animamos a nuestros lectores a explorar con responsabilidad las maravillas de nuestra costa, siempre respetando el delicado equilibrio de nuestros ecosistemas marinos. La observación de la naturaleza en su hábitat natural puede ser una experiencia enriquecedora y educativa, pero siempre debe hacerse con el máximo cuidado y respeto por el medio ambiente.