La ciudad de Torrevieja vivió ayer una jornada de profunda espiritualidad y devoción con la celebración del 166º aniversario de la primera aparición de la Virgen de Lourdes a Santa Bernardette Soubirous. Este acto, organizado por la Delegación de Torrevieja de la Hospitalidad Diocesana de Nuestra Señora de Lourdes, se enmarca dentro de la conmemoración anual de la Jornada Mundial del Enfermo, un día dedicado a reflexionar sobre el cuidado y el amor hacia quienes enfrentan el dolor y la enfermedad.

Fotos: Joauín Carrión / F. Guardiola 11.2.2024 Templo Arciprestal de la Inmaculada- Torrevieja

La celebración comenzó con una solemne Eucaristía en el Templo Arciprestal de la Inmaculada Concepción, presidida por el párroco José Antonio Gea y el seminarista Fernando Galvañ, quien actualmente realiza sus prácticas pastorales en la parroquia. Durante su homilía, el párroco hizo un especial llamamiento al amor y la solidaridad hacia los enfermos, animando a los hospitalarios de Torrevieja y de todo el mundo a continuar su labor de acompañamiento y cuidado.

Tras la misa, se dio inicio a la Procesión Mariana de las Antorchas, un acto que evoca la tradicional procesión que se lleva a cabo diariamente en Lourdes, Francia. Presidida por el párroco y Concha Sala, presidenta de la Delegación de Torrevieja de la Hospitalidad, la procesión contó con la participación de cientos de fieles que, con velas en mano, recorrieron las calles adyacentes a la Plaza de la Constitución al son del “Ave de Lourdes”.

Al concluir la procesión y con la imagen de la Virgen ya dentro del templo, los miembros de la Hospitalidad de Lourdes entregaron a los asistentes un recuerdo bendecido, traído desde su última peregrinación a Lourdes.

La música estuvo a cargo del Coro Arciprestal de la Inmaculada, dirigido por Ánibal Cano Pettersen, que deleitó a los presentes con emotivas interpretaciones como el “Ave María” de Chiara y el “Ave María de Lourdes”.

Este evento no solo reafirmó la fe y devoción de la comunidad católica de Torrevieja hacia la Virgen de Lourdes, sino que también reiteró el compromiso de la ciudad con los principios de solidaridad y apoyo hacia los más necesitados.