El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, junto al concejal de Cultura, Antonio Quesada, el presidente de la Denominación de Origen Vinos de Alicante, Eladio Martín, y el presidente de la Fundación Cajamar, José Juan Reus, inauguró ayer en el Paseo Vista Alegre la exposición itinerante exterior “3000 años de cultura del vino Alicante”, organizada por el Consejo Regulador de la DOP Alicante junto con el Ayuntamiento de Torrevieja y donde se recrea toda la vasta tradición vitícola de la zona a través de ilustraciones contemporáneas.

La historia está contada por tres importantes ilustradores nacidos en Alicante: Erre Gálvez, natural de Elda; Miguel Calatayud, uno de los emblemáticos ilustradores españoles y Paula Alenda, cada uno con su personal estilo y técnica.

La DOP Alicante es una de las más antiguas del mundo. La marca “Alicante” para vinos elaborados en esta zona ya se conocía desde tiempos antiguos siempre asociada a una calidad y estilo determinado. Eso hace que la denominación tenga 90 años de reconocimiento.

La constatación de la existencia de viñedos y de bodegas nos remonta a miles de años. Y con ellos la fijación de una cultura asociada a este cultivo que junto al olivar y al almendro supone la base de una dieta mediterránea original y hoy protegida también.

Ánforas, barcos, exportación, cultura popular, gremios, burguesía, reconocimientos… La tradición del vino alicantino está jalonada de estos sugerentes temas e hitos importantes en todo momento.

Junto a ellos hoy esta cultura es gente, pueblo, comarcas, valles. Es monastrell, moscatel, Mediterráneo, Vinalopó o Aitana. Y un paisaje a proteger. Un cultivo sostenible especialmente sensible. Y un placer degustar con la rica y diversa gastronomía alicantina.

Hoy, tres generaciones de ilustradores, con estilos y técnicas diferentes, recrean este sugerente mundo y aumentan el patrimonio histórico de hace más de 3.000 años de historia del vino Alicante.

Unas 10.200 hectáreas de viñedos, unos 2.200 viticultores y cerca de 45 bodegas forman hoy la Denominación de Origen Alicante.

Repartidas en 7 cómicas productoras, que incluyen paisajes protegidos por el gobierno autonómico, y unos 7 parques naturales. El viñedo convive con el almendro y el olivar o con otros frutales, de ahí que el paisaje sea tan diferente al imaginario del vino en otros países. Las torres de los castillos conviven con las montañas cerca del mar que marca la influencia de todos los vinos.

Los suelos son secos, calcáreos y pobres, pero dan como resultado unos viñedos capaces de aguantar sequías o temperaturas extremas en invierno y verano. Todos unos supervivientes. Los Vinos Alicante DOP resultan así pues diferentes, expresivos, frutales, sugestivos. Desde la fuerza de una monastrell influenciada por el mar; la suavidad de una moscatel ligera, aromática; la tradición de vinos dulces o la pureza de un Fondillón único.