Con el nombre cambiado, de Lo Albentosa a “Eduardo Gil Rebollo”, con todos los merecimientos, pero con los mismos rincones, donde los pinos dan sombra y apoyo a hamacas, columpios y cuerdas donde sujetar las tiendas de campaña, que este año se cuentan por cientos, tenemos en Torrevieja en el mejor enclave para huir de la rutina y el estrés de la gran ciudad, como es el la zona del Parque Natural de la Laguna de La Mata, donde se ubica el Área Recreativa.

Ayer, lunes de Pascua,  miles de torrevejenses dejaron el pueblo vacío para huir la mayoría a las pinadas como la nuestra o las de Guardamar, o pasar un día de playa digno del mes de agosto. Y nuestro fotógrafo Joaquín Carrión, dio fe de que no faltó de nada, desde la típica mona de pascua, hasta unas paellas de escándalo, pasado por todo tipo de comidas y aperitivos, sin que faltasen las socorridas empanadas, ensaladillas y esas famosas tortillas de patatas que son “oro molido” en todas las acampadas y picnics.