En una acción decisiva contra la falsificación, la Policía Nacional ha detenido en Torrevieja a dos personas acusadas de vender artículos de marroquinería de lujo falsificados en reconocidas casas de subastas en España. La investigación reveló que la pareja, una mujer ucraniana y un hombre austríaco residentes en la ciudad, había conseguido incluir en las subastas bolsos, cinturones y gafas de sol imitando a marcas de renombre, con precios de salida que oscilaban entre los 2.000 y los 10.000 euros.

La operación se inició en septiembre de 2023 cuando una casa de subastas de Madrid alertó a la Policía Nacional sobre posibles artículos falsificados. Los productos, que incluían bolsos de dos prestigiosas marcas, presentaban irregularidades en detalles como certificados de autenticidad, empaquetado y acabados de costura. Tras un análisis minucioso por parte de los expertos de la Policía Científica, se confirmó que los artículos eran falsificaciones.

Los investigadores lograron identificar a los responsables de la comercialización de estos productos falsificados. Los detenidos habían replicado incluso los certificados de autenticidad, lo que complicó aún más la detección de las falsificaciones. En diciembre, se llevó a cabo la detención de ambos sujetos y se realizó un registro en su domicilio, donde se incautaron ocho bolsos, cuatro gafas de sol y un cinturón, todos preparados para su distribución en estuches de lujo.

La intervención policial también reveló que la misma táctica se había empleado en otra casa de subastas, lo que llevó a la incautación de más artículos y a la espera de informes periciales adicionales. El perjuicio económico estimado para las marcas afectadas supera los 50.000 euros, destacando la sofisticación y el realismo de las falsificaciones.

Este caso subraya la importancia de la vigilancia y la cooperación entre las autoridades y el sector privado para proteger la propiedad intelectual y combatir el comercio ilícito de productos falsificados. La operación en Torrevieja demuestra el compromiso de la Policía Nacional en la lucha contra este tipo de delitos que afectan tanto a las marcas como a los consumidores.