En una reciente operación, la Guardia Civil de Alicante ha procedido a la detención de un oriolano y dos torrevejenses, acusados de robo con fuerza, allanamiento de morada y hurto relacionados con bicicletas eléctricas. El hombre, ya ingresado en prisión por el Juzgado de Torrevieja, junto con las dos mujeres, quienes han recibido medidas cautelares, han sido identificados como los autores de la reciente ola de robos en la Vega Baja del Segura.

Las investigaciones iniciaron tras un aumento en denuncias sobre robos de estas bicicletas en agosto. Los agentes del Área de Investigación de Almoradí reunieron evidencia suficiente para identificar al principal sospechoso. Su técnica consistía en escalar viviendas en horas nocturnas, seleccionando cuidadosamente las propiedades para evitar ser descubierto, para luego sustraer las bicicletas y escapar montado en ellas.

La Policía Local de Rojales, en una operación conjunta, logró detener al sospechoso, un hombre de 33 años oriundo de Orihuela, el 19 de agosto. Tras ser relacionado con otros robos, fue liberado, pero fue nuevamente arrestado el 28 de agosto junto a dos mujeres torrevejenses, siendo sorprendido en posesión de otra bicicleta robada. La investigación vincula a este trío con el robo de ocho bicicletas en total.

A pesar de los arrestos, la Guardia Civil mantiene abierta la investigación, considerando la posibilidad de más víctimas afectadas.